Las huellas de los dioses de Hancock , parte II

 

Espuma del mar: Perú y Bolivia

 

por Keith Fitzpatrick-Matthew
fuente: blog Bad Archaeology

 

Desde los primeros mapas modernos, hemos sido atraídos hacia a América del Sur. Para la mayoría de los lectores de Graham Hancock, esto será material exótico. En la escuela, aprendemos acerca de Suméria, Egipto, Mesopotámia, Grecia y Roma, pero son raros los maestros que le dedican tiempo a las civilizaciones menos conocidas de América del Sur (que, para los lectores de la literatura como "Las huellas de los Dioses", también incluye México que en realidad esta en América del Norte). Es cierto que la mayoría de sus lectores habrán escuchado algo de los mayas (Por cierto, también en América del Norte) y de los Inca, pero Hancock está a punto de dar rienda suelta a toda clase de nombres desconocidos. No es de extrañar, entonces, que el material que se analiza en la Parte II puede parecer impresionante y una buena evidencia de una "Civilización perdida".

 

Capítulo 4: las líneas de Nazca

 

Las Líneas de Nazca, vistas desde el aire,

Las Líneas de Nazca, vistas desde el aire,
parecen un revoltijo

 

Al igual que con su discusión de los primeros mapas modernos, Graham Hancock comienza con algo que es tristemente familiar para los lectores de la "historia alternativa", las líneas y los símbolos que se encuentran dispersos en toda la llanura de Nazca, en la región de Inca en Perú. La llanura se encuentra a unos 360 km al sur-sureste de Lima y sólo es accesible por carretera. Las líneas fueron redescubiertas en 1926 (sin embargo la Wikipedia dice 1927) por Toribio Mejía Xesspe (1896-1983), un arqueólogo peruano, durante una excursión en las colinas del borde de la llanura. El presentó sus descubrimientos en el Congreso Internacional de Americanistas en Lima en 1939, pero fue incapaz de fecharlos o explicarlos. ! El argumento de los "malos arqueólogos" de que sólo pueden ser vistas desde el aire, una afirmación hecha por primera vez por Louis Pauwels y Jacques Bergier, en Le Matin des Magiciens (página 247 "Visibles seulement d'un avion ou d'un ballon") es desmentida por la misma forma en que fueron descubiertos!

 

 

 

Graham Hancock comienza el capítulo con una descripción hermosamente escrita sobre su asombro al volar sobre las lineas cuando escribe bien su prosa es muy buena. Pronto nos presenta algo que es una característica desagradable de su forma de escribir: su deshonesto rechazo a la opinión de los expertos cuando estos no concuerdan con el. "Los expertos se han pronunciado sobre la antigüedad de Nazca, basando sus opiniones sobre fragmentos de cerámica que se encuentran incrustados en las líneas y en los resultados de radio-carbono de varios restos orgánicos desenterrados aquí. Las fechas conjeturadas están en un rango de entre 350 aC y 600 dC ". Observe cómo dice ellos se han "pronunciado", como si se tratara de una declaración de autoridad sin datos que lo respalden, mediante meros "fragmentos de cerámica", de la que han "conjeturado" un intervalo de fechas en el que podrían haber elaborado las líneas. Si tan solo el hubiera tomado en cuenta de que esa pequeña palabra "conjeturado" esta estampada por todo el continente antártico en el mapa de Philippe Buache, pero ya estoy divagando ...

 

 

 

Él generosamente descarta la explicación de los "antiguos astronauta" acerca de las líneas, pero pronto vuelve a emprenderla contra los expertos, quejándose de que los arqueólogos "aglutinan a ambas culturas" refiriéndose a ellas como los "Nazca" y describiéndolos como miembros de una tribu primitiva que inexplicablemente desarrollaron sofisticadas técnicas de expresión artística, para luego desaparecieron de la escena peruana ". Yo no conozco un solo arqueólogo que llamaría a cualquier pueblo antiguo como "miembros de una tribu primitiva". Estamos siendo testigos de otra técnica típica del pseudocientífico: la creación de un hombre de paja en lugar de comprometerse con las hipótesis reales de los arqueólogos. No es la última vez que la utilizará.

 

 

 




El geoglífo de la araña geoglífo de la araña (fuente)


Se nos dice que el astrónomo Phyllis Pitluga ha identificado el geoglífo de una araña como una representación de la constelación que conocemos como Orión y sugiere que las líneas que irradian de ella "parece que se han establecido para realizar un seguimiento a través de las eras las cambiantes declinaciones de las tres estrellas del cinturón de Orión ". Hancock atribuye esto a una comunicación personal. En otra parte, la Dra. Pitlugaha dejado constancia de que "Ella no está de acuerdo con la idea de que éstas son representaciones de constelaciones". ¿Así que versión debemos creer? Por otra parte, en su libro "Between the Lines: the Mystery of the Giant Ground Drawings of Ancient Nasca, Peru" (University of Texas Press, 2006) , Anthony Aveni, ha señalado que ella seleccionó sólo tres de las quince líneas que emanan de la figura sin revelar sus criterios de selección: esto parece como escoger solo los datos que le favorecen.

 

 

 

Hancock también nos dice que la araña ha sido identificada como un miembro de la Orden Ricinulei (aunque él lo llama un género) por el astrónomo Gerald Stanley Hawkins (1928-2003), quienes es más conocido como autor de "Stonehenge Decoded" que como aracnólogo.. Ademas la describe como "uno de los géneros de araña más rara del mundo", supuestamente sólo se encuentra en la selva amazónica,y entonces arremete contra la opinión ortodoxa al preguntar "¿Como pudo una supuesto artista primitivo de Nazca viajar tan lejos de su tierra natal, cruzando la formidable barreta de los Andes, para obtener un espécimen? Según la Sociedad Aranológica británica, la distribución de la Ricinulei es mucho mas amplia que esto, siendo encontrada desde las partes humedad de África, el sur de Estados Unidos , América central y América del sur. A pesar de que la llanura de Nazca no es un lugar húmedo, la cultura Nazca desarrolló un sistema de riego con puquios, que son canales subterráneos con ojos (pozos) como puntos de acceso: esto suena como un hábitat ideal para las Ricinulei, que habitan en cuevas, tanto como el moho de las hojas es parte de los bosques lluviosos . Sería instructivo averiguar si se han encontrado en los puquios, muchos de los cuales todavía tienen agua corriente.
Más líneas rectas

Más líneas rectas (fuente)

 

 

 

Dejemos entonces las arañas. ¿Qué hay con las líneas? Hancock se maravilla ante la capacidad de la cultura Nazca para construir líneas que pueden seguir exactamente en linea recta durante más de ocho kilómetros ", marchando como caminos romanos a través del desierto, dejándose caer en cauce de ríos secos, la superando de los afloramientos rocosos, y nunca se desviándose de su dirección exacta" . Él piensa que esta precisión es difícil (pero no imposible) de explicar y ha revelado el juego al hacer un símil con los caminos romanos: Sabemos que esos alineamientos fueron construidos por los ingenieros romanos usando tecnología muy básica que no habría estado mas allá de las capacidades de la cultura de NazcaGraham Hancock cierra el capítulo tanto como lo abrió, con una elocuente descripción de volar sobre las líneas. Esta vez, sin embargo, se ha dejado al lector suficientes insinuaciones sobre el origen y la fecha de los geoglífo para poder ser capaz de presentarnos una cadena de de incongruencias, cuyo único propósito es hacer parecer a las líneas más misteriosas. Él cita a María Reiche, el experto más destacado en las líneas diciendo que "dan la impresión de un sistema de "texto cifrado" y menciona "extrañas tradiciones locales" que los asocian con "los viracochas".

Capítulo 5: recrear el pasado de leyendas


Euhemeros

Euhemeros


Comenzamos un capítulo sobre los "misterios" de Perú con una declaración en la que se basa gran parte de los razonamientos de los "historiadores alternativos" al punto casi se podría formar un credo: "Ningún artefacto o monumento, ciudades o templos, han sobrevivido en forma reconocible más tiempo que las mas resistentes tradiciones religiosas ". Hancock continúa con el tema y para ello cita los textos de las pirámides egipcias, la Biblia hebrea y los Vedas hindúes como "vehículos de conocimiento que viaja a través del tiempo". Esto casi podría ser una declaración de principios a favor de escritores tan diversos como Erich von Däniken, Immanuel Velikovsky o Desmond Leslie, que citan los mitos y leyendas antiguas como prueba de hechos reales en el pasado. Esto se conoce técnicamente como "eumerismo", nombre que proviene de el filósofo Euhemeros (Εὐήμερος), que vivió a finales del siglo IV aC y quien creía que los dioses griegos habían sido personas reales de carne y hueso que vivieron en el pasado remoto, los mitos en torno a ellos podría ser interpretados para poder revelar la historia de tiempos muy antiguos. No hace falta decir que esto va en contra de la interpretación moderna de la función del mito.

 

 

 

Graham Hancock intenta utilizar la mitología conocida del estado Inca como medio de reconstruir la historia antigua de Perú y para interpretar sus restos arqueológicos. Nos presenta a los viracochas, a quienes Hancock retrata como los fundadores de la civilización peruana. Wiraqocha (también conocido en español como como Viracocha, Huiracocha , o como Apu Qun Tiqsi Wiraqutra) es de hecho el nombre del dios creador del Inca, a quien se le atribuye la creación del sol, la luna y las estrellas, así como la humanidad , dándole vida a las piedras. Sus primeras criaturas eran gigantes que de alguna manera le ofendieron, por lo que envió un diluvio para destruirlos. En su segundo intento, le dio vida a piedras más pequeñas, creando seres humanos. Finalmente, Viracocha se alejó, a través del Pacífico, dejando atrás sus creaciones, aunque algunos creían que regresaría en tiempos de crisis nacional, de manera similar al rey Arturo en Gran Bretaña. En otra versión de la leyenda, el mundo ha pasado por cinco edades: La primera edad fue cuando los dioses regían y no había muerte; la segunda era la edad en que los gigantes fueron creados; la tercera edad vio la creación de los humanos; la cuarta fue una edad guerrera, la época de las civilizaciones que precedieron al imperio Inca; la quinta fue el imperio Inca, que acabo por las campañas de Francisco Pizarro.(1471-1541).

 

 

 



More straight linesUna posible representación de Wiraqocha en Tiwanaku

Según Hancock, Viraqocha significa "espuma del mar", y la compara con la etimología presentada por Macrobio para Afrodita. Él no cita directamente Macrobio (la discusión de Afrodita esta en el Libro III de la Saturnalia), y nos da la referencia de segunda mano a través del del Hamlet (Gambit, 1969) de Giorgio de Santillana (1902-1974) y de Hertha von Dechend (1915-2001), una obra de pseudociencia que afirma que se puede buscar en el origen de todos los mitos un "conocimiento olvidado" que incluye la comprensión de la procesión de los equinoccios. Una vez más, vemos como se basa en fuentes secundarias en lugar de hacer lo que todo académico cuidadoso haría, que consiste en regresar a la fuente original para ver si realmente dice lo que la fuente secundaria afirma que dice . De todos modos, ¿por qué confiar en Macrobio?, un escritor romano del siglo V, cuando las líneas 195-6 de la Teogonía de Hesíodo (Θεογονία) , escrita en el 700 aC, nos proveen de la primera autoridad para la frase Ἀφροδίτην ἀφρογενέα ("Afrodita nacida de la espuma"). Si esto es una indicación de la profundidad de la investigación realizada por Hancock y su equipo, entonces debe servir como advertencia de no confiar en ninguna de sus declaraciones si no se revisan primero. Incluso no es claro porque el incluye esta información si, como el dice, "no hay duda de que es solo una coincidencia que la diosa griega Afrodita, quien nació del mar, recibiera su nombre de la espuma [afros] de donde fue formada."

 

 

 

Lo que nos lleva de vuelta a la etimología de Wiraqocha. A pesar de la certeza de Hancock de que significa "espuma del mar", para lo cual se basa en la autoridad de "The Facts on File Encyclopaedia of World Mythology and Legend" (Blandford, 1992), hay otras explicaciones para el nombre. El Diccionario Oxford de la mitología del mundo, una fuente más académica que la serie "The Facts on File " sugiere que el nombre significa "el lago de la creación '. De hecho, en quechua, Wira no significa "espuma", sino "la grasa", "grasa" o "cera": "espuma" seria phosoqo. Qocha (o qucha) significa "lago" o "estanque". Esto puede parecer insignificante y puntilloso, pero sirve para ilustrar los métodos que usa Graham Hancock: presentar datos sin indicar que existen otras interpretaciones diferentes de las que el decide presentar al lector. También muestra cómo el utilizara una fuente como una autoridad sin indicar sus limitaciones o su naturaleza tendenciosa (aunque, en este ejemplo, es el uso de un popularización en lugar de un texto académico).

 

 

 



More straight lines
Una pintura del siglo XVIII
de Wiraqocha representado como europeo

Al igual que muchos historiadores "alternativas", Graham Hancock está impresionado con la descripción que hacen los conquistadores de Wiraqocha, observando cómo describen su apariencia como algo similar a las representaciones de San Bartolomé o Santo Tomas. El toma esto como argumento de que Viraqocha es visto como un barbudo "caucásico". Algunos de los primeros cronistas españoles, incluyendo a Pedro Cieza de León ( 1520-1554), Pedro Sarmiento de Gamboa (1532-1592) y Juan DDíazde Betanzos (1510-1576), atribuyen la falta inicial de hostilidad mostrada a los conquistadores por los peruanos a la supuesta similitud de los españoles a Viraqocha. Sin embargo, actualmente se piensa que esto es solo propaganda española, ya que ninguna de esas leyendas menciona su supuesta piel pálida y hay pueblos sudamericanos que se dejan crecer la barba, como los Aché de Paraguay. Vale la pena señalar que el dios azteca Quetzalcoatl también ha sido representado con barba, pero de acuerdo a los Anales de Cuauhtitlán, la barba de Quetzalcoatl era en realidad parte de una máscara y estaba hecha de plumas. Todo esto sugiere que es injustificado suponer que existió un Viracocha histórico de origen europeo tal como insinúa Hancock.

Capítulo 6: Viracocha el civilizador


La discusión de Viracocha continúa en el siguiente capítulo,en donde su papel como portador de la civilización- arte, tecnología, agricultura etc, - es resaltado En este sentido, representaría para los Inca el papel que fue dado por los egipcios al dios Osiris. Este tipo de mitos esta muy generalizado y tal ves sen un intento de los pueblos antiguos para explicar sus culturas como es que sus culturas difieren de la de sus vecinos. La "eufemización" del personaje es innecesaria, ya que un personaje de este tipo es claramente un motivo mitológico muy común.Por fin, me parece, se nos presentan algunas observaciones arqueológicas. Primero aparece la impresión de Graham Hancock que "de ninguna manera toda la llamada de mampostería Inca podía atribuirse con certeza arqueológica a los Incas". Pero no es más que eso: una impresión. El no nos da ninguna referencia para apoyar esa declaración. Aquí vemos otra de sus técnicas que lo alejan de los académicos que tanto pretende emular: las insinuaciones. Esto no es nada más que un truco retórico, y que le permite contrarrestar a los críticos que pudieran presentar las pruebas de que el trabajo en piedra de hecho si se le atribuye al Imperio Inca con un simple "Pero yo nunca dije que no era Inca".

 

 

 

El primer sitio Inca que Hancock menciona por su nombre fuera de Cuzco es Saksaywaman (mas conocido por su versión española, que usa Hancock, de Sacsayhuamán). Los relatos de la conquista del Perú nos muestra que funcionó como una ciudadela que protegía la ciudad de Cuzco y que su función

La fortaleza de Saksaywaman, La fortaleza de Saksaywaman,
vista desde Cuzco

durante el intento de insurrección de Manco Inca Yupanqui ( también conocido como Manco Cápac II) fue la de actuar como fortaleza. Hay descripciones del complejo antes de que fuera demolido, que muestran que tenia espacios para almacenamiento en un arreglo laberíntico, tenia torres y cuartos con grandes ventanas que dominaban la ciudad. Las paredes están hechas de bloques de andesita que se han cortado en formas irregulares pero que encajan de manera mas o menos exacta, una técnica Inca típica. Esto, y el hecho de que tienen una pendiente dirigida hacia la cima han asegurado que sean altamente resistentes a los terremotos: la destrucción del sitio ha sido deliberada y no resultado del Tiempo.

 

 

 

A los bloques de toca se les dio forma inicial golpeándolos con piedras de rio y arrastrados al sitio con cuerdas (y, para evitar acusaciones de que todo esto es hipótesis, hay una descripción de un almacén de materiales de construcción realizada por Diego de Trujillo (1505-1575), que menciona esto) y, finalmente, se el daba el acabado final en el sitio. Sacsayhuamán de ninguna manera es un sitio misterioso.Esto no es obstáculo para Graham Hancock. Él usa la pregunta retórica con el aplomo de un von Däniken: "¿Como pudieron los incas o sus predecesores ser capaces de trabajar la piedra en esa escala gigantesca? ¿Cómo es que cortaron y formaron estas rocas ciclópeas tanta precisión? ¿Cómo las transportaron decenas de kilómetros desde las canteras lejanas? ¿Por qué medios lograron construir con ellas las paredes, arrastrando los bloques individuales y elevándolos por encima del suelo con tan aparente facilidad? ".

 

 

 

Arrojando después un non sequitur ("Esta gente ni siquiera se supone que tuvo la rueda, mucho menos la maquinaria única capaz de levantar y manipular decenas de bloques irregulares de 100 toneladas") y con eso la insinuación está completa. Hancock no va a decirnos que las respuestas ya son conocidas.

Típico de mampostería Inca en Saksaywaman Mampostería Inca en Saksaywaman

El fechado de la fortaleza también es desechado con un simple "el radio-carbono era redundante en tales circunstancias; la termo-luminiscencia, también, era inútil". Esto es irrelevante. Hancock parece no saber ni parece importarle que existen otras maneras de fechar la mampostería. Las paredes tienen zanjas de cimentación,que cortan a través de depósitos previos, estos son rellenados con material, que ( si uno es afortunado) contienen objetos que son contemporáneos con la construcción de las paredes, las cuales estarán empalmadas con depósitos que se forman después de que las zanjas de cimentación son rellenadas Esto es algo muy básico. Si Hancock no lo sabe, entonces no tiene ningún derecho a escribir un libro donde criticando los datos obtenidos por la arqueología Si lo hace, entonces está engañando deliberadamente al lector. Sospecho que ese ultimo escenario más probable.Hay fechas derivadas históricamente para el Imperio Inca, que ahora han sido verificados en base a las cronologías obtenidas por medio de radio-carbono por Anna Adamska como parte de su tesis de maestría en la Universidad de Varsovia. La pruebas con radio-carbono encajan bien con las fechas históricas y sugieren que la fase pre-imperial de la cultura Inca duró unos 120 a 150 años a partir del 1275-1425 DC. Lo que Hancock no nos va a decir es que Saksaywaman fue construido sobre una estructura anterior, cuya cerámica la coloca dentro de la cultura Killke y que nos da un fechado de radio-carbono de 1100 dc. Por lo tanto Saksaywaman debe ser posterior. Tanto Garcilaso de la Vega y Juan de Betanzos atribuyen su construcción al Inca Yupanqui, cuyo reinado floreció alrededor del año 1450 de la CE. Aunque Hancock aprueba las citas de Garcilaso de la Vega cuando este describe cómo un Inca tarde había intentado fracasado en mover los bloques de la escala de los utilizados en Saksaywaman, es notable que falle en usarlo como una autoridad en cuanto a la fecha de construcción del sitio. ¡Esto es un uso selectivo de fuentes históricas! No importa, Hancock se va a apegar a su manifiesto desde el principio del capítulo 5: Lo mitos culturales son "vehículos de conocimiento que navegan a través del tiempo" que aparentemente triunfan sobre las fuentes históricas y los datos arqueológicos.

Capítulo 7: El Sr. Hancock toma el tren



Una de las imágenes más conocidas de la Tierra: Machu Pichu en junio de 2009 Una de las imágenes más conocidas de la Tierra: Machu Pichu en junio de 2009

Uno tiene la impresión de que Hancock es muy afecto a Wiraqocha. Al menos, lo sigue mencionando, ahora nos cuenta acerca las historias de inundaciones asociadas con el y su aparición en el pueblo de Tiwanaku. Pero no es ahí a donde va el tren (el libro mantiene la forma de una analogía de viaje), por lo que Hancock hace "una nota mental para averiguar más sobre el Lago Titicaca, y el misterioso Tiahuanaco". En cambio, él está fuera de Machu Pichu, con el tiempo suficiente para reflexionar acerca de los mitos "que navegan a través del tiempo" viajando en algún tipo de vehículo.A la llegada al hotel, Hancock se muestra impresionado con las terrazas en Wana Pikchu, el pico cubierto de azucar que domina Machu Pichu y especula que tal vez "alguien había estado ahí y cuidadosamente había tallado los riscos casi verticales para formar graciosos jardines colgantes que tal ves en tiempos antiguos fueron sembrados con flores brillantes". No importa que estas terrazas son típicas terrazas de cultivo peruanas - después de todo no queremos arruinar esas impresiones con cosas tan mundanas como investigar la economía de esa gente.- ¿No es así?- ademas de que ese sitio difícilmente es representativo de "tiempos antiguos" cuando esta fechado durante los reinados de Pachakutiq Inka Yupanqui (1438-1471) y de Tupaq Inka Yupanqui (1472-1493). Si usamos ese tipo de razonamiento, la Torre de Londres, sería prácticamente prehistórica.Hancock mencionar la fecha consensuada de su construcción, para para descartarla. En su lugar, prefiere utilizar la arqueoastronomía y las ideas salvajemente especulativas del astrónomo Rolf Müller (1898-1981), que detectó alineaciones en el sitio que, según él, nos dan la fecha de 4000-2000 aC. Por fin, Hancock se acerca a esa clase de antigüedad que tanto quiere para la mampostería encontrada en los sitios incas. Aqui hay un maravilloso desprecio la metodología académica histórica y una alabanza por las ideas arqueastronomicas en un pie de pagina: " "Otro erudito, María Schulten de D'Ebneth, también trabajó con los métodos matemáticos (a diferencia de los métodos históricos que son muy especulativos e interpretativos) "muy especulativas e interpretativo)". Hancock parece que nunca ha escuchad de la frase ¡ "Entra basura, sale Basura" (Garbage In, Garbage Out)!Y eso es todo para este capítulo. No hay intención de abordar la arqueología de Machu Pikchu en lo absoluto, lo mejor que puede hacer es mencionar la Intiwatana (Intihuatana en su ortografía española), la compleja pieza tallada en el lecho de roca que probablemente debe su nombre a Hiram Bingham, el descubridor del sitio. como si fuera algo único en su clase. No importa que el contexto cultura es conocido, simplemente se trata de engaña al lector con términos desconocidos.

Capítulo 8: En la que el Sr. y la Sra. Hancock toman un viaje en avión a Bolivia



Lago Titicaca visto desde el espacio; Tiwanaku se encuentra hacia el sur, en el fondo de la imagen Lago Titicaca visto desde el espacio;
Tiwanaku se encuentra hacia el sur,
en el fondo de la imagen

Recordando la nota mental que hizo durante el viaje en tren a Machu Pikchu, Graham Hancock ahora decide investigar Tiwanaku y el lago Titicaca. El lago es un lugar poco común, un lago suspendido a unos 3,8 km sobre el nivel del mar en el altiplano de los Andes. A pesar de que Hanckok da a entender que es salino ( se refiere a su fauna como 2marina") y de que afirma que fue formado por la elevación de los Andes hace unos 100 millones de años atrapando cierta cantidad de agua del oceano, realmente es un lago de agua dulce que ocupa el fondo de una cuenca formada a finales del Oligoceno y el Mioceno (es decir alrededor de unos 28.1 a 7 millones de años).

 

Lo que estamos leyendo es la presentación de sus cinco puntos (o "misterios", como los llama Hancock) que contiene datos diseñados para hacernos creer que el lago Titicaca tiene una historia desconocida.

 

Las conchas fosilizadas encontradas en el altiplano no son evidencia de que esta área tuviera una ecología marina durante el pasado humano, mientras que la supuesta "ictiofauna marina" (aquí Hancock está citando Arthur Posnansky (1873-1946) un arqueólogo aficionado que fecho a Tiwanaku en el 15.000 aC: pregúntese por qué él no está citando a ningun experto en la ecología del lago Titicaca) no aparece en la información que hay disponibl